Os Premios Nacionais Cultura Viva 2008, que este ano acadaron a súa XVII Edición, foron entregados o pasado venres, 6 de xuño, no Teatro de Olías del Rey (Toledo) e contaron coa presencia de todos os premiados e distintas persoalidades da cultura española.
El cineasta gallego Juan Pinzás, único director de cine español reconocido en la etapa histórica del movimiento de vanguardia Dogma 95, recogió el Premio Nacional de Cinematografía Cultura Viva, que se le otorgó por la calidad de su trabajo y en reconocimiento de su aportación a las más avanzadas tendencias cinematográficas.

El trofeo le fue entregado al cineasta vigués por el escritor cinematográfico y miembro del jurado Fernando Alonso Barahona quien hizo un repaso por la obra de Juan Pinzás y destacó que: sus pelí¬culas están llenas de vida y atractivo, como su Opera prima “La gran comedia”, a la que sigue “El juego de los mensajes invisibles”, basada en la novela “El hijo adoptivo” de Álvaro Pombo, un melodrama literario de gran calado y cuyas raíces las podemos rastrear en el cine de clásicos como Luchino Visconti. “La leyenda de la doncella”, una historia de fantasí¬a, de brujas, de meigas, donde todo puede llegar a ser posible.