Có capítulo deste luns, “Padre Casares” convertíuse no espazo máis visto en Galicia, non só de ficción, senon que se impuxo a todos os programas de todos os xéneros, emitidos por calquera dos canles que se poden ver na nostra comunidade. O capítulo titulado “Viño de Caná, patacas de Coristanco e porco vietnamita” convertíuse, xunto coas retransmisións especiais de fútbol, na emisión más vista no que vai de mes.

Padre Casares sigue sumando adictos en su quinta temporada en antena. Con la emisión de este lunes, la serie se ha convertido en el programa con continuidad más visto en Galicia en lo que va de mes. Ni siquiera los informativos más potentes de los canales nacionales pueden ya con las aventuras del párroco más famoso de la Televisión de Galicia. La entrega de este lunes sentó ante el televisor a más de 261.000 espectadores, que no se perdieron ni un minuto del capítulo; unos 508.000 vieron algún fragmento de la emisión.

La ficción de Voz Audiovisual logró picos de un 25% de share y se impuso, una vez más, a grandes éxitos de otros canales como la serie La señora (TVE 1); el programa de Antena 3, Pánico en el plató, que esta semana contaba con la presencia de Jesulín de Ubrique; la incombustible CSI (Telecinco), Callejeros viajeros (Cuatro), o el cine de la Sexta y La Dos. Durante el primer cuarto de hora de emisión, el capítulo de Padre Casares elevó la audiencia de la Televisión de Galicia en 10 puntos.

Nuevos personajes

Santo Antonio de Louredo, localidad ficticia en la que se desarrolla la acción de la serie, recibirá esta temporada la visita de nuevos personajes. El primero de ellos, Titán Segundo, ya ha sido presentado en sociedad; el nuevo perro del alcalde, poco a poco, se va haciendo un hueco en el corazón de los espectadores de la TVG.

A lo largo de la temporada conoceremos a la madre del padre Casares y a su tío, un ateo convencido que, seguro, hará buenas migas con Delmiro. También se dejará caer por Louredo una tía de la polémica Puri y un amor inesperado llegará a la vida de Miñato.