O Grupo de Traballo para o desenvolvemento da TDT en Galicia reuniuse en Santiago. Na xuntanza, presidida polo director xeral de Comunicación Audiovisual Manuel J. Fernández Iglesias, debateuse o plano de cese de emisións de televisión con tecnoloxía analóxica. El Grupo de Trabajo para el Desarrollo de la TDT en Galicia concluye que la región está preparada para la transición

En la reunión, presidida por el director xeral de Comunicación Audiovisual de la Xunta de Galicia, Manuel José Fernández Iglesias, y en la que participó el subdirector general de Infraestructuras y Normativa Técnica de la Dirección General de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, Ricardo Alvariño, se debatió el plan de cese de emisiones de televisión con tecnología analógica. Este plan persigue proporcionar un marco de actuación para el cese coordinado de las emisiones de televisión analógica, garantizando la menor incidencia posible en los ciudadanos. El plan se articula a través de proyectos de transición, priorizados y planificados temporalmente, focalizados en áreas geográficas -llamadas áreas técnicas- cubiertas por un centro principal de emisión, los centros reemisores que toman la señal primaria de dicho centro, y los centros de menor entidad y microreemisores rurales que dependen de estos centros. En Galicia se han definido seis proyectos de transición vinculados a los otros tantos grandes centros de Retegal en Galicia, correspondientes a las áreas técnicas de Ares, Domaio, Meda, Ourense Leste, Páramo y Santiago-Pedroso. Los primeros proyectos en concluir serán los de Santiago y Ourense Leste en el primer semestre de 2009, y el último será el de Páramo, en la provincia de Lugo, en abril de 2010. La ejecución del plan se hará de manera coordinada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la Secretaría Xeral de Comunicación de la Xunta, el operador público gallego Retegal, y el resto de los operador de ámbito estatal. Los proyectos de transición consisten en desplegar todas las estaciones de TDT con cobertura en el área técnica y comprobar que por lo menos se iguala la cobertura analógica anterior; adaptar las instalaciones receptoras de televisión en los hogares y comprobar que todos los hogares tienen receptor de TDT; y realizar campañas de comunicación locales informando sobre la fecha del “apagón” de las emisiones analógicas, intensificando las actuaciones a medida de que se vaya acercando la fecha efectiva del mismo.

En este plan de cese de emisiones de televisión con tecnología analógica se integra también el proyecto piloto de transición a la televisión digital en Fonsagrada, que concluirá con el “apagón analógico” en ese concello a finales de marzo de 2008. Este proyecto, que ya se está estudiando como referencia en otras Comunidades Autónomas y en el Ministerio de Industria, tiene como objetivo principal conseguir un marco real de actuación para garantizar el éxito de la implantación definitiva de la TDT en toda Galicia. A Fonsagrada es el ayuntamiento más extenso de esa Comunidad Autónoma y tiene un perfil geográfico y poblacional perfectamente extrapolable a la mayor parte del territorio gallego. El plan piloto permitirá estudiar la respuesta al cambio de la población en el campo rural, cómo se les informa, qué apoyo será necesario proporcionar para facilitar el acceso a la nueva tecnología, y la disponibilidad de receptores y técnicos competentes para la adaptación de las instalaciones de los hogares. El grupo de trabajo para el desarrollo de la TDT en Galicia que se ha reunido ayer en Santiago está coordinado por la Secretaría Xeral de Comunicación de la Xunta a través de la Dirección Xeral de Comunicación Audiovisual. En él participan el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, los técnicos de la Dirección Xeral de Comunicación Audiovisual, las corporaciones locales a través de la FEGAMP, la Escuela de Ingenieros de Telecomunicación de la Universidad de Vigo, el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones, los operadores de telecomunicaciones Abertis Telecom y Retegal, los fabricantes gallegos Tredess, Egatel e Itelsis, los instaladores de infraestructuras de telecomunicación, los concesionarios de televisión gallegos, y los usuarios.