La Asociación de Actrices e Actores de Galicia, Escena Galega, la Academia Galega do Audiovisual y la Mostra Internacional de Teatro Cómico e Festivo de Cangas se reunieron con la responsable de la Secretaría Xeral de Igualdade, Susana López Abella, para proponerle la elaboración de un estudio sociológico y con perspectiva de género sobre la brecha laboral que sufren las mujeres en el sectore de las artes escénicas y del audiovisual.

Los datos son pocos pero alarmantes: sólo el 7 por ciento de mujeres son directoras, el 15 por ciento productoras y el 10 por ciento guionistas. En cuanto a las actrices, el 20% de personajes femeninos frente a un 80% masculinos. Las cifras no mejoran en las artes escénicas, 25 por cierto de personajes femeninos frente a los 75 masculinnos. Y si contabilizamos la escasa existencia de protagonistas femeninas, nos encontramos con que la vida laboral se reduce en función del sexo. Datos recogidos a nivel europeo concuerdan en que la duración de la vida profesional de las mujeres de la cultura está entre 7 y 10 años y reciben las ofertas de trabajo entre los 20 y 356 años, mientras que la vida laboral masculina tiene una duración media de 30 años concentrándose las ofertas entre los 40 y los 60 años.