• Lucía Estévez, Marcos Nine, Fernando Redondo y Denisse Lozano (que ya había ganado en la primera edición) recogieron en Lugo los Premios María Luz Morales de investigación audiovisual, en un acto en el que también se reconoció el trabajo de Éire García Cid, Brais Romero y Sabela Rei, con sus respectivos accésit
  • Los premios, organizados por la Academia Galega do Audiovisual en colaboración con las cuatro diputaciones, llevan el nombre de una periodista gallega que fue la primera directora de un periódico diario estatal y que ejerció cómo crítica, investigadora y colaboradora de producciones audiovisuales

La Academia Galega do Audiovisual entregó esta tarde en la Diputación de la Lugo los premios María Luz Morales, que promueven la investigación científica en el ámbito audiovisual, destacando con un galardón y 1.200 euros dos videoensaios y dos ensayos escritos firmados por dos jovencísimas investigadoras y otros dos investigadores gallegos, en una iniciativa pionera que cuenta con la participación de las cuatro diputaciones gallegas y en la que este año se destacaron, también, otros tres trabajos con sus respectivos accésit. Tres de los trabajos elegidos por el jurado de los II Premios María Luz Morales -que llevan el nombre de una periodista gallega de referencia entre la intelectualidad española del siglo XX- cuestionan el papel de la mujer en el cine y en la televisión, desde distintas perspectivas.

Lucía Estévez (Vigo, 1994) ganó el premio al mejor Videoensayo del Audiovisual Gallego con Mujer Personaje, en el que se sirve de una entrevista con su madre para hilar una reflexión sobre el rostro femenino en la pantalla gallega. El jurado destaca la originalidad y el riesgo que asume este videoensayo, que combina una posición cultural autoconsciente con la imagen de la mujer en el audiovisual gallego. También valora la imbricación de lo personal con los rostros femeninos de la ficción gallega actual, en un esfuerzo por analizar a través de las imágenes el papel de la mujer en todo tipo de formatos de nuestro audiovisual.

Denisse Lozano (Vilalba, 1991) se ha hecho -por segundo año consecutivo- con el premio al mejor Videoensayo del Audiovisual Internacional con Desnudas. Evolución de la estética y el significado en el nú femenino, en el que aborda el uso del desnudo femenino sumergiéndose en su origen y evolución, desde los inicios del cine hasta nuestros días. Asimismo, pretende reflexionar sobre una tendencia actual a romper con los antiguos estereotipos y formas, reivindicando el empoderamiento de la mujer a través de la exhibición de su cuerpo desnudo. El jurado destaca el interés histórico de este videoensayo y la habilidad a la hora de recuperar imágenes desde los inicios del cine, comparándolas con su contexto histórico. También valora una factura visual excelente y la precision en la elección y en el montaje de los planos, así como la elección de una temática que se une al cuestionamento del papel de la mujer en el cine, que este año 2018 fue un elemento crítico importante en el ámbito cinematográfico.

Marcos Nine (Illa de Arousa, 1977) conquistó el premio al mejor Ensayo Escrito Audiovisual Gallego con La Película de Autos, que repasa uno de los films más singulares del cine gallego no solo por su contenido sino muy especialmente por su historia, Al nasr altair. El film fue objeto de juicio durante el franquismo y la sentencia que surgió de ese juicio es única en Galicia. El jurado destaca la calidad y la originalidad de la propuesta ensayística, con un relato en el que las imágenes juegan un papel principal, ideal para su lectura en red. El jurado también valora el rescate de la historia de un film muy poco conocido y de la figura de José Ernesto Díaz-Noriega, un cineasta amador que ha sido escuela para muchos autores actuales.

Fernando Redondo (Ames, 1971) ganó el premio al mejor Ensayo Escrito Audiovisual Internacional con Latexos de Saudade en el Cine, que propone un análisis de dos filmes muy diferentes entre sí, Dublineses (John Huston, 1987) y La ciudad de las estrellas. La La Land (Damien Chazelle, 2016), pero que comparten una misma expresión cinematográfica de la saudade. El jurado destaca la calidad de la escritura y el rigor análitico sobre la puesta en escena y de la banda sonora de dos películas tan dispares -cronológica y estilisticamente- como hondamente vinculadas por el dolor y la melancolía. Cabe señalar también la capacidad del autor para poner en contacto su discurso con cuestiones artísticas y filosóficas que van más allá del cine, partiendo para eso de importantes referencias de la cultura gallega.

El jurado de esta segunda edición de los Premios María Luz Morales quiso reconocer, también, con tres accésit la labor de otras dos investigadoras y un investigador gallegos nacidos después de los noventa.

Brais Romero (Ferrol, 1990) recibe -al igual que ya había hecho el año pasado- un accésit al premio al mejor Ensayo Escrito Audiovisual Gallego por De Vikingland la Ingen Ko Pala Isen: análisis de una correspondencia involuntaria. El jurado destacó “el rigor y la calidad a la hora de comparar de manera muy precisa y completo dos películas del Nuevo Cine Gallego que comparten una mirada contemporánea sobre un tema clave en nuestra cinematografía como es el cine de la emigración”.

Éire García (Nigrán, 1991) no pudo recoger en persona el accésit al premio al mejor Videoensaio del Audiovisual Internacional por Para las interesadas en las películas de mujeres, en el que el jurado destaca que “brinda la oportunidad de analizar la crítica cinematográfica desde un punto de vista de género, con una apuesta visual subjetiva y suxerente sobre el rol de las mujeres en la cinematografía internacional”.

Tampoco pudo recoger su accésit al premio a mejor Ensayo Escrito Audiovisual Internacional la coruñesa afincada en Londres Sabela Rei (1994). Con su Rostros del cine europeo, una aproximación a la representación de la crisis consiguió, en opinión del jurado, “extraer un llamativo rendimiento significante del análisis de los rostros de los actores-actrices/personajes (a partir de los presupuestos teóricos establecidos en su día, entre otros, por Jacques Aumont o Pascal Bonitzer) en algunas destacadas películas centradas en el impacto de la durísima crisis económica que aún nos afecta”.

El acto de entrega contó con la participación de la periodista, editora y periodista María Yáñez, en representación del jurado -del que también formaron parte José Luis Castro de Paz (profesor de la USC) y Marta Pérez Pereiro (profesora de la USC)- y de Goretti Sanmartín Rei, vicepresidenta y diputada de Normalización Lingüística y de Cultura de la Diputación de A Coruña; Darío Campos, presidente de la Diputación de Lugo; Manuel Doval, diputado de Cultura de la Diputación de Ourense; Xosé Leal, diputado de Cultura y Normalización Lingüística de la Diputación de Pontevedra; y Carlos Ares, presidente de la Academia Galega do Audiovisual.

María Luz Morales (A Coruña, 1889 – Barcelona 1980). Escritora y periodista, especializada en la crítica de cine y de teatro, dirigió el periódico La Vanguardia durante la Guerra Civil, siendo la primera mujer en la historia de España en ser directora de un diario estatal. Fue activista feminista, republicana y galleguista represaliada por el franquismo, y autora de una extensa obra literaria. Considerada una referencia de la incorporación de la mujer a actividad periodística e intelectual en la España del siglo XX. Mantuvo la actividad periodística hasta los 91 años de edad.