Un ano máis o Festival Internacional de Cine euro árabe da cita a todos os apaixoados do cine. Nesta VI edición, AMAL conta cun maior número de participantes e coa incorporación de novos países que no estiveron presentes o ano pasado, como é o caso de Grecia, Holanda, Suecia ou Venezuela.
En esta VI edición de AMAL existe un notable incremento en la participación de ciertos países ya habituales en el Festival. Este es el caso de España, Iraq, Palestina, Marruecos, Francia y Egipto.

El aumento de aportación de sus películas se debe a diferentes causas históricas. Desde hace años existe una fuerte vinculación entre la Fundación Araguaney y Palestina. Dicha Fundación siempre ha luchado por lo derechos de los palestinos y ha colaborado en diversas actividades para potenciar este país. Esta vinculación entre ambos países explica su presencia considerable en el Festival.

En cuanto a la presencia de Egipto, y aunque muchos lo desconocen, fue uno de los primeros países en conocer el cine de la mano de los hermanos Lumière en el siglo XIX. Es por ello que desde el comienzo de nuestro Festival en el 2003, las películas de Egipto siempre están presentes entre los trabajos recibidos año tras año, destacando su participación por encima de otros países.

Por su parte, Iraq, después de muchos años de guerra, se encuentra en un momento de cierta libertad, a pesar de la situación socio-política inestable que vive. De este modo, aprovecha esta situación para mostrar, a través del mundo del cine, todo lo que ha tenido que silenciar durante décadas.

Respecto a la edición pasada, observamos que el número de películas coproducidas se ha duplicado. Esto demuestra la efectividad de iniciativas como AMAL que pretende facilitar el contacto y la colaboración entre industrias de diferentes países.

Atendiendo a la clasificación de películas por categorías cabe señalar que, si en ediciones pasadas el cortometraje era la categoría por excelencia de entre todos los trabajos recibidos, en esta VI edición el número de largometrajes ha incrementado notablemente su participación. Este aumento de largos parece indicar una mayor apuesta inversora por parte del cine árabe, lo que conlleva el deseo por conseguir un reconocimiento internacional siendo más activa su participación en festivales.

A día de hoy, los miembros del comité están visualizando las últimas películas recibidas. Será a mediados del próximo mes de agosto cuando se sabrá la selección oficial de las películas que competirán en la VI edición del Festival Internacional de Cine euro árabe que se celebrará del 25 al 31 de octubre en Santiago de Compostela. El último día del festival los miembros del jurado procederán a la entrega de premios, dotados a su vez de las siguientes cantidades económicas:

Mejor largometraje de ficción 5.000¤
Mejor documental 3.500¤
Mejor cortometraje de ficción 1.200¤
Mejor cortometraje documental 1.200¤
Mejor director 4.000¤
Premio mejor actriz Trofeo
Premio mejor actor Trofeo

Sólo uno de estos premios puede ser ex – aequo.

De igual forma se hará mención del Premio del Público, otorgado por votación popular, dotado de la siguiente cuantía económica:

Premio Amal del público 1.500¤

El Festival lo organiza la Fundación Araguaney, una organización sin ánimo de lucro y con fines culturales cuyo fin es lograr un acercamiento entre la cultura árabe y la occidental, además de dar apoyo a creadores y artistas de cualquier parte del mundo.

Año tras año AMAL se ha ido consolidando con una muy buena acogida por parte del público y una excelente difusión tanto a nivel nacional como internacional. Estamos ante uno de los principales festivales de cine árabe del mundo, además de ser el único en España centrado en esta temática.