A sétima edición de Amal foi clausurada o pasado sábado 31 de outubro no Teatro Principal, coa Gala de Entrega de Premios que puxo o peche de ouro a unha semana de cine, diálogo e tolerancia no corazón de Compostela. Os premiados, numerosos representantes institucionais, autoridades, membros do xurado, directores e medios de comunicación estiveron presentes no evento, que foi amenizado pola actuación do músico franco-arxelino Fayçal Salhi. A lo largo de sus siete ediciones de vida, el Festival ha experimentado un crecimiento progresivo, incrementando su oferta de actividades y su difusión en los medios. Este año Amal amplió en dos días su duración, contó con una asistencia de espectadores muy regular a lo largo de los ocho días de proyecciones, con un incremento medio en la asistencia de público de un 7 % respecto a la edición de 2008, dejando claro el interés y la expectación que genera año tras año.

Los programas estrella de esta edición han sido las proyecciones de largometrajes de ficción, a los que asistieron un 45% del total de espectadores, los largometrajes documentales con un 28% y el ciclo de cine infantil con un 16%.

El protagonismo del género documental queda patente no sólo en un incremento del número de espectadores con respecto a las anteriores ediciones, si no también en el palmarés: el Premio del Público fue para Al Nakba, un documental de 200 minutos sobre los orígenes de la ocupación de Palestina.

Además, una de las grandes apuestas de la organización, este año, fue la interactividad con los usuarios a través de la página www.festivalamal.es  lanzando el reto Amal Express y ofreciendo la posibilidad a espectadores de todo el mundo a ver on-line los cortometrajes en competición. Durante el mes de octubre se registraron casi 280.000 accesos a la web, produciéndose un importante incremento con respecto al mismo período del año anterior.

El Festival ha contado con el firme y desisivo apoyo de AECID, la Agencia Española para la Cooperación Internacional y el Desarrollo, un organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación comprometido con el fomento de la cooperación cultural. Desde AECID se defiende el reconocimiento de la diversidad cultural como vehículo para fomentar la convivencia y la cohesión social, como pregona el Festival Amal desde 2003 promoviendo el diálogo entre el mundo árabe y occidente, a través del cine.